Cómo preparar tés e infusiones en verano

image

Al té e infusiones se les otorgan numerosas propiedades antioxidantes y estimulantes.
Su consumo habitual lleva a que tengamos una mejor atención, memoria y capacidad
intelectual.
Aunque en verano nuestra energía está puesta mayoritariamente en el descanso, nunca
está de más tener un aliado que además de saludable, es delicioso.
Para ello te recomendamos:
Conseguir una jarra grande de cristal, agregar entre 3 y 5 saquitos del té o de la infusión
que hayamos escogido. Un truco es incorporar unas hojitas de menta, canela en rama,
unas rodajas de lima, vainilla, frutillas o lo que te guste más.
Tenemos que llenarla de agua caliente, esperar a que enfríe y guardarla en la heladera.
Es importante que preparemos un té más concentrado de lo normal, ya que
posteriormente le añadiremos los hielos deseados y no es recomendable que su sabor
quede aguado.
En cuanto al endulzante podemos agregarle miel, edulcorante, azúcar o nada. También
es a gusto del consumidor.
Después de realizada cada una de estas acciones, quedó listo.

Ahora, ¡a disfrutar!